La comunicación organizacional abarca los procesos de intercambio que se producen entre los miembros de una empresa; en estos, se asignan y se delegan funciones, se establecen compromisos y se le da sentido a la idea de pertenecer a cierta organización y no a otra.

Así, toda institución debe priorizar dentro de su organización un sistema de comunicación que dinamice los procesos que vivifican la entidad, promoviendo también la participación, la integración y la convivencia en la organización, en donde cobra sentido el ejercicio de funciones y el reconocimiento de las capacidades individuales y grupales.

En este tipo de comunicación cobran sentido rasgos como la fidelización, la persuasión o el fuerte liderazgo emitido por un miembro de la organización o incluso por un grupo.

Dentro de las distintas teorías de la comunicación organizacional, me identifico con la Information Systems Aproah de Kart Weich, entendida por el profesor Lane como una de las teorías que buscan comprender la comunicación organizacional.

Esta teoría explica la interconexión de los individuos dentro de la organización. Los miembros trabajan sueltamente en una conexión de sistemas utilizando la doble interacción para reducir errores y darle sentido a la información. Se les asignan tareas y deben lograr los objetivos propuestos.

Así, una organización, no es un conjunto de individuos sin más, sino que la conforman la interacción de éstos entre ellos en particular y con la organización en general. El individuo no es dueño absoluto de sus decisiones, sino que debe asumir un determinado papel en la organización y actuar de acuerdo a éste